Berger propuso abrir cobertura voluntaria de salud para mascotas

El proyecto que el diputado por los Ríos puso sobre la mesa esta semana, crea un seguro complementario y voluntario para acceder a prestaciones veterinarias y además garantiza la atención a los tramos más vulnerables de Fonasa.

Cobertura veterinaria para apoyar a las familias que realizan una tenencia responsable de mascotas en Chile, a través de un seguro complementario y voluntario incluido en las cotizaciones de salud de Fonasa, propuso el diputado Bernardo Berger.

El legislador por los Ríos ingresó esta semana a trámite un proyecto de ley que abre las puertas para que el sistema público cree lo que se ha denominado una “Isapre de mascotas” al alero de la institución de salud previsional del Estado. Incorpora además la posibilidad de que los tramos más vulnerables de Fonasa tengan garantizada la prestación veterinaria.

“Cuando se estableció la Ley Cholito, no se consideró el impacto económico que significaría para las familias los altos gastos en medicina veterinaria asociada a esta tenencia responsable obligada por la norma”, explicó Berger.

“En la actualidad, una familia con una sola mascota gasta, por lo bajo, unos 100 mil pesos al año en vacunas obligatorias y chequeos, pero ante un problema de salud o un accidente, o la necesidad de un especialista, la cifra se dispara por las nubes, con costos similares a la salud humana, y sin ningún tipo de cobertura especial”, agregó.

“Todos estos gastos, vacunas anuales, medicamentos, consultas médicas, exámenes, alimentos, son parte de la responsabilidad del dueño, pero es también causa que muchos abandonen sus animales por no poder pagar el cuidado exigido por ley”, argumentó.

“Por eso, es necesario que el Estado, siguiendo el ejemplo de privados, proporcione un seguro voluntario de cobertura veterinaria para la atención de mascotas con cargo al descuento previsional obligatorio del tenedor d e la mascota para facilitar su cobro, pues no es sólo una cuestión de cuidado afectivo, sino también hay factores de salud pública en juego que deben ser atendidas desde el Estado”, explicó Berger.

Agregó que el seguro de salud para mascotas “existe en el sistema privado pero tenemos la oportunidad de que el sistema público dé el ejemplo para apoyar a miles de familias que tienen una o más mascotas pero que el camino se les pone cuesta arriba ante los altos costos de la salud veterinaria”, subrayó Berger.

La compañía de mascotas es reconocida como factor terapéutico y protector contra enfermedades cardiovasculares y reductor del estrés; son un soporte sicológico, reducen la sensación de soledad y permiten la interacción de sus propietarios con el medio social. Pero también plantean riesgos zoonóticos, por lo que apoyar la accesibilidad a las prestaciones debe ser un tema de seguridad pública sanitaria, agregó el parlamentario.

También lo puedes escuchar…