Regula el uso de la leña como combustible de uso domiciliario y las condiciones para su comercialización.

Boletín 13664-08

Presidente, Entiendo que este proyecto de ley no pretende prohibir el consumo de leña, sino más bien asistir a los productores para que sea posible contar con un biocombustible de mejor calidad y con menor potencial contaminante.

Es importante analizar el impacto real que tendrá este proyecto de ley, ya que hoy existe un alto porcentaje de familias que por distintas razones utilizan la leña de forma cotidiana para calefacción, y también familias para las cuales la comercialización de leña constituye un ingreso económico relevante, por lo que creo conveniente analizar de que modo se instruirá o asistirá a estas familias a nivel de municipios a la hora de implementar este proyecto de ley.

Esta claro que el principal problema asociado a la calefacción y la cocción con leña, es la generación de elementos contaminantes. Sin embargo, creo que lo más importante es el impacto generado por la deforestación desregulada, que esta provocando que el cambio climático vaya en aumento y tengamos que estar sufriendo las consecuencias de una disminución de las lluvias en forma creciente, sobretodo en la zona central del país en donde la deforestación ha ido en aumento no solo por la comercialización de leña para calefacción, sino que por la deforestación constante en que incurren también las inmobiliarias que cortan todo a su paso y el grado de reforestación es mínimo en comparación con la corta y tala de especies vegetales.

Por lo anterior es que, aprovechando el espíritu de este proyecto en el sentido de evitar deforestación y contaminación que contribuyen al cambio climático, es importante que también nos tomemos el tiempo de revisar la normativa nacional en torno a la deforestación que provocan las inmobiliarias y otros agentes de la construcción en nuestro país.

Siguiendo con el tema central de este Proyecto, me parece pertinente que se establezcan órganos de fiscalización y sanción, incluyendo órganos públicos que aborden este ámbito de manera responsable, y ejerzan en forma eficiente su rol fiscalizador para propiciar que se utilice la leña seca frente a la húmeda, ya que la primera contamina 5 veces menos.

Por otro lado Presidente, aprobar esta moción nos permitirá dar un paso importantísimo en términos de cumplir con los compromisos medioambientales dentro del marco del Acuerdo de París, entre los cuales destaco el mantener 200.000 hectáreas de bosque nativo.

Debemos recordar que el uso de la leña contribuye a la mitigación del cambio climático, porque además de ser un recurso renovable es el único combustible considerado carbono neutral, ya que a pesar de lo que pueda generar de CO2 en su proceso de combustión, en sus distintas aplicaciones, éste es capturado por los bosques.

En fin Presidente, Apoyo la moción.